lunes, 26 de octubre de 2015

ICAN GANDIA

Cuando preparo alguna carrera,y mas si lo considero un objetivo claro,suelo prepararlo bien y a conciencia,y creo que siendo coherente con mi estado de forma y el objetivo a perseguir,por eso me cuesta creer y aceptar cuando algo no sale bien,y por segundo año consecutivo el ican gandia se me a atragantado,y nunca mejor dicho.
Despues de analizar el dia de la carrera,yo achaco mi estado dentro de la carrera a que en la natacion tragué demasiado agua salada,y eso hizo que mi estomago reventara a poco de empezar la bici,no quiero que suene a excusa ni nada parecido,es que fue asi,porque la preparacion que llevaba era la correcta para lo que yo queria hacer en gandia,que no era otra cosa que acabar dignamente,y si una vez dentro de la carrera tenia piernas mejorar mi crono.
Pero no fue asi,como digo despues de una natacion con bastantes mas metros de los 3800 ofertados,sali del agua convencido que en un circuito que me va y conozco bien,podia recuperar el poco tiempo que habia perdido,pero no fue asi,a partir del km60 fue un autentico calvario con el estomago,no podía meter nada de comida,y tenía unas ganas grandes de vomitar,me recuperé un poco y continué otra vez con moral y pensando ya en el maraton,pero en el km120 otra vez me tiré 20kms penando casi parado y vomitando,ya cuando casi estaba decidido a abandonar,me propuse simplemente acabar la bici y retirarme,pero por aquello de que uno tiene su amor propio y es competitivo dentro de sus posibilidades,pensé que al no haber hecho una bici al ritmo que tenía pensado ,y muscularmente no iba tan castigado,porque no podía correr mas o menos bien.
Pero evidentemente no fue asi,comencé a correr pero enseguida ví que las sensaciones eran las mismas,y esto me podía llevar a la ambulancia.Asi que me paré y alli se quedaron tantos y tantos kilometros como horas de entrenamiento.Que le vamos a hacer este deporte es asi,no son matematicas,y en una competicion tan dura cualquier agujerito se convierte en una brecha.

Asi pues quiero agradecer como siempre a mi mujer el apoyo que me dá y atodo el mundo que de alguna manera me anima,a mi me gustaría pensar que esto no se me resiste,y que como ya hice una vez puedo con ello...veremos.

saludos